Pérdida de audición y demencia

2 de julio, 2018 por

Recientes estudios advierten de que la pérdida auditiva si no es atajada a tiempo puede desencadenar otras dolencias más graves como es la demencia.

Disfrutar de los sonidos de nuestro alrededor es uno de los mayores privilegios de la vida. El paso de los años, por desgracia, deteriora la capacidad de oír bien. Sin embargo, actualmente contamos con audífonos de nueva generación que pueden paliar cómoda y discretamente esta patología.

Además, no atajar este problema de falta de audición podría desencadenar en demencia.

¿Por qué hay una relación entre la pérdida de audición y la demencia?

Los científicos siguen sin hallar por qué la pérdida de audición no tratada incrementa el riesgo de demencia y declive cognitivo.

Sin embargo son numerosos los estudios que reflejan esta relación estrecha.

Así, según en un estudio publicado en la Journal of The American Geriatrics Society, los adultos de edad avanzada que padecen pérdida de audición provocada por el deterioro fisiológico del oído, tienen mayor riesgo de depresión, aislamiento social y demencia senil que aquellos que oyen de forma normal.

La causa más común de la pérdida auditiva es el envejecimiento. A partir de los 30 o 40, y hasta alcanzar los 80 años, la audición empeora paulatinamente.

Por ello es fundamental dicen los expertos, acudir a revisiones periódicas, al menos 1 al año a partir de los 60.

También aseguran que es primordial tratar a tiempo la hipoacusia para que el paciente pueda seguir procesando los estímulos y que no olviden cómo enfrentarlos.

Los audífonos pueden ser de gran ayuda. Con ellos disminuye la percepción de los llamados acúfenos –sensación de oír sonidos en el oído que no proceden del exterior- y se mejora la calidad de vida y la integración social, evitando el aislamiento y previniendo la demencia.

Desde Multiacústica te recomendamos que revises tu audición periódicamente, especialmente si sueles estar expuesto a entornos con ruido moderado o intenso o sientes que no oyes bien.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER