Mejoramos la comunicación entre personas

Cómo prevenir la pérdida auditiva

Nuestros oídos son la puerta abierta al mundo de los sonidos, gracias a ellos, los sonidos pueden evocarnos sensaciones únicas y permiten que nos sintamos parte del mundo, pudiendo disfrutar 100% del entorno que nos rodea. Por ello, es muy importante mantener un cuidado de los oídos a lo largo de nuestra vida.

Aquí te mostramos algunas recomendaciones:

CONSEJOS PARA CUIDAR TUS OÍDOS
Compra productos más silenciosos. Compara la potencia acústica: cuanto menor sea, mejor.
Si trabajas en un entorno con mucho ruido, utiliza la protección auditiva adecuada.
No abuses del uso de reproductores de música durante más de una hora al día y con un volumen por debajo del 60% del máximo posible.
Se muy cuidadoso cuando sufras algún tipo de catarro, gripe o infección, ya que pueden ser la causa de pérdida auditiva.
Reduce el número de aparatos ruidosos que funcionan al mismo tiempo en el hogar.
Evita la exposición cercana a fuentes de ruido intenso, ya que éstos pueden provocar algunas lesiones.
Sécate los oídos después de cada baño, para evitar la humedad en el conducto auditivo y a su vez, la posible infección por hongos.
Evita introducir cualquier objeto extraño en tus oídos, no importa lo suave que parezca, ni siquiera los bastoncillos de algodón, ya que puedes dañar la membrana, el interior o provocar tapones con el cerumen acumulado.
Cuando te bañes o si practicas natación, usa tapones a medida para protegerte de la humedad en el conducto auditivo externo.
Es recomendable hacerse una revisión auditiva, sobre todo a partir de los 50 años o más, ya que a esta edad se puede empezar a presentar la pérdida auditiva (presbiacusia) propia de la edad.
DISTRIBUCIÓN DE MARCAS
RECIBE NUESTRA NEWSLETTER