Oído Externo

 

Pabellón auditivo: Es la única parte visible del oído. El pabellón auditivo funciona como una especie de embudo que ayuda a dirigir el sonido hacia el interior del oído. Es imprescindible debido a la diferencia de presión que existe en el interior y exterior del oído. La resistencia del aire es mayor en el interior que en el exterior del oído porque el aire interior se encuentra comprimido y por ello, a mayor presión.

El conducto auditivo: Una vez que las ondas sonoras han superado el pabellón auditivo, se desplazan de dos a tres centímetros dentro del conducto auditivo antes de golpear el tímpano, también conocido como membrana timpánica. La función del conducto auditivo es transmitir los sonidos que capta el pabellón auditivo al tímpano.

El tímpano: El tímpano es una membrana que se encuentra situada al final del conducto auditivo y señala el inicio del oído medio. El tímpano es un órgano muy sensible y vibra al percibir las ondas sonoras. Para proteger al tímpano, el conducto auditivo se curva ligeramente.

DISTRIBUCIÓN DE MARCAS
RECIBE NUESTRA NEWSLETTER