¿Son recomendables los tapones para dormir?

17 de mayo, 2021 por

Muchas personas tienen problemas para dormir por la noche debido al ruido ya sea porque tienen un sueño muy ligero, porque su pareja ronca, porque sus vecinos son ruidosos o porque viven cerca de una calle con mucho tráfico.

La falta de sueño profundo tiene un efecto negativo en el estado mental y físico general de todos. Por eso muchas personas recurren a los tapones para los oídos ya que sirven para bajar el volumen de los ruidos exteriores que llegan.

Pero, aunque sabemos que los tapones para los oídos son una solución a la que mucha gente recurre ¿Es realmente una buena idea dormir con tapones para los oídos?

 

¿Cuáles son los riesgos de dormir con tapones para los oídos?

 

Muchas personas los llevan durante la noche para asegurarse un buen descanso, sin embargo, pese a que los tapones para los oídos son bastante útiles, su aplicación debe tratarse con cuidado, ya que pueden causar problemas que van desde la incomodidad y las molestias hasta problemas graves como infecciones del oído interno, tinnitus y pérdida de audición.

Te contamos cuáles son los principales riesgos:

 

1. Compactación de la cera del oído e infecciones

 

Una correcta higiene de los oídos y revisiones periódicas con un especialista es la principal herramienta para evitar problemas en los oídos. La forma natural en que el oído se protege a sí mismo es a través de la secreción de cera, que protege de la suciedad, el polvo y las pequeñas partículas, y las empuja fuera del canal auditivo. El uso incorrecto de tapones puede bloquear este proceso y provocar la compactación del cerumen, que a su vez puede llegar al tímpano y dañarlo.

Para evitar estas situaciones, es importante introducir los tapones con cuidado y no empujarlos demasiado hacia el interior del canal auditivo. Además, los tapones no permiten que el aire entre y salga del oído e interfieren en el proceso natural de secado del mismo. La acumulación de humedad y calor en el oído y en la espuma blanda del tapón puede ser un entorno perfecto para la aparición de bacterias y hongos que pueden provocar graves infecciones de oído, por lo que es imprescindible utilizar siempre tapones limpios.

 

2. Un aumento de la presión de tus oídos

 

Otra cuestión muy importante a tener en cuenta es la presión de aire que se crea en el canal auditivo. Durante la noche, el tapón puede quedar más presionado en el interior al darse la vuelta. El aumento de la presión en el oído puede causar molestias e incluso dolor. Sin embargo, no es recomendable quitarse el tapón inmediatamente, ya que un cambio rápido de presión puede dañar el tímpano.

 

3. Acúfenos y pérdida de audición

 

En casos extremos, el uso inadecuado de los tapones para los oídos puede provocar irritaciones e infecciones. Si se han introducido demasiado en el canal auditivo, pueden provocar zumbidos en los oídos (acúfenos), vértigo o incluso cierto grado de pérdida de audición si el oído interno se ha visto afectado.

 

4. Dependencia de los tapones para los oídos

 

Dormir profundamente es importante pero hay que tener cuidado cuando se duerme continuamente con tapones por la noche. Se puede crear una dependencia que puede hacer que seas incapaz de volver a dormir sin ellos. Comprometer la audición puede ser peligroso en casos de emergencia, como cuando no se puede oír el llanto de un bebé o la alarma de incendios.

 

 

 

 

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuestra Newsletter