Audífonos digitales

Hay muchos tipos de audífonos y tecnologías de audífonos actualmente. Los audífonos digitales son inteligentes e interactúan con otros dispositivos digitales. Este tipo de audífonos llevan el poder del sonido y su experiencia auditiva personal a nuevos niveles.

Cómo funcionan los audífonos digitales

En un audífono hay un micrófono, un amplificador, un receptor y una pila de audífono (reemplazable o recargable). En los audífonos digitales, el amplificador es el verdadero protagonista.

El amplificador de los audífonos digitales actúa como un cerebro informatizado. Cuando procesa el habla y el audio captado por el micrófono y lo envía al receptor y a los oídos, no se limita a hacer los sonidos más fuertes. Eso es lo que hacen los audífonos analógicos. En cambio, el amplificador de un audífono digital actúa de forma inteligente para dar vida a todos los finos matices y cualidades del sonido natural, para adaptarse a los distintos ajustes, de modo que puedas controlarlos y disfrutarlos de forma personalizada y cómoda.  

 

Ventajas de los audífonos digitales

Subir simplemente el volumen para oír más no es eficaz. Esto puede resultar excesivo en determinados lugares o entornos. Gracias a la tecnología digital, con los audífonos digitales puedes personalizar tu experiencia auditiva para adaptarla a tu pérdida de audición, lo que aumenta tu comodidad y tu sensación de confianza. Podrás adaptar el sonido, para que suene natural y siente completamente bien. 

Además, como los audífonos digitales pueden conectarse con otros dispositivos digitales de diversas maneras -como smartphones y tablets-, puedes conectarte completamente con tu mundo, transmitir llamadas y escuchar música, y controlar discretamente el sonido sin tocar tus oídos. 

Desde el punto de vista del estilo, los audífonos digitales son elegantes y normalmente pequeños por lo que son discretos y se mimetizan cuando los llevas puestos.

NUESTRAS MARCAS
Recibe nuestra Newsletter