oir-y-escuchar

Diferencias entre oír y escuchar para una comunicación más efectiva

Es común utilizar los términos oír y escuchar para referirse a la captación y entendimiento de sonidos, aunque ambos sean totalmente diferentes. El primero detecta los sonidos a nuestro alrededor y el segundo procesa los sonidos de forma cognitiva.

En el cuerpo humano se manifiestan 5 sentidos, entre ellos el auditivo. Este permite captar las ondas sonoras de nuestro entorno y transformarlas en sonidos, luego de pasar por nuestro cerebro. Contar con un canal auditivo sano, nos permite percibir y colocarnos a resguardo de los peligros cercanos a nuestro entorno. Es fundamental para nuestra supervivencia.

Definición de oír y escuchar

Los verbos oír y escuchar suelen emplearse para referirse a un mismo proceso, la realidad es muy distinta, pues ambos tienen un significado diferente. A continuación una breve explicación de cada uno.

·       Oír

Por oír se entiende la acción de captar sonidos, es un proceso fisiológico que permite percibir ondas sonoras y transformarlas. Los sonidos se perciben en cualquier espacio. Para poder oír es necesario un aparato auditivo sano, donde interviene todas sus partes, desde el oído externo hasta el interno.

Este proceso es involuntario, no se puede evitar. La única manera para no percibir sonido alguno es usar auriculares, tapones para oídos o estar dentro de un espacio acondicionado para aislar los ruidos.

·      Escuchar

Se entiende por escuchar, la acción de atender una vibración sonora determinada, en este medio intervienen el aparato auditivo, las funciones cognitivas y psicológicas.

Para que se lleve a cabo, es fundamental prestar atención, pues si su sentido auditivo funciona con normalidad oirá. Es necesario contar con retentiva, interés y mucha concentración. Estos puntos son de gran importancia, pues facilitan dar una respuesta coherente y asertiva de lo que se oye.

Si una persona no posee capacidad de escuchar puede ser por problemas de audición, dificultad para enfocar su atención, poca comunicación y/o problemas cognitivos.

En resumen, oír es un proceso involuntario, pasivo que se ejecuta sin realizar alguna acción en específico. Por el contrario, para escuchar se debe estar activo y receptivo, para captar e interpretar las ondas sonoras que se reciben.

Oír y escuchar; diferencias entre ambos

 ¿Te has preguntado antes qué diferencia hay entre oír y escuchar? Aunque los términos oír y escuchar se emplean como sinónimos en ocasiones, no son iguales. Las diferencias entre ambos las podemos definir de la siguiente manera:

1. Oír es un proceso fisiológico, mientras que escuchar es una capacidad cognitiva.

Oír es un proceso a través del cual se perciben sonidos del medio ambiente que nos rodean de forma involuntaria, usando para ello el aparato auditivo en general.

Escuchar es un proceso donde es necesario hacer uso de gran habilidad para interpretar lo que se está percibiendo por el canal auditivo. Al realizar esta acción se debe enfocar la atención en el agente emisor del sonido, para reaccionar dando una respuesta con relación a lo captado.

2. Oír no requiere concentración, escuchar si

Para oír no se necesita realizar un esfuerzo en específico, es un mecanismo totalmente involuntario. En cambio para escuchar si es necesario concentrarse y poner interés en los sonidos que se reciben para poder procesarlos.

3. Oír es pasivo, escuchar es activo

Al oír estamos realizando una acción de forma pasiva e involuntaria. Esto quiere decir que no requiere de algún esfuerzo. Con tener un sistema auditivo saludable ya se puede oír todas las vibraciones sónicas de nuestro entorno de manera natural.

Por el contrario, escuchar es un proceso totalmente activo. Para llevarse a cabo la persona debe enfocar todo su interés. La concentración y retentiva son partes fundamentales del acto. Si la persona no cuenta con estas habilidades no se completará el proceso y sólo oirá.

4. Oír es captar ondas sonoras, escuchar es interpretarlas

Cuando oímos captamos las vibraciones acústicas a nuestro alrededor. Son mensajes provenientes de cerrar la puerta, la brisa, la lluvia, el cantar de los pájaros, un trueno, etc. Sin embargo, cuando escuchamos, además de percibir sonidos, los debemos procesar. Aquí entra en juego la parte psicológica y sensorial del individuo.

Ejemplos en nuestro entorno de oír y escuchar

A continuación, te enumeramos los sonidos presentes al oír y escuchar: Los que oímos en el medio ambiente y percibimos de forma involuntaria; Los sonidos que escuchamos al hacer actividades que involucran nuestra parte auditiva.

Oír

  • El ruido de la lluvia
  • Las bocinas o silbatos
  • La brisa
  • Los gritos

Escuchar

  • Una conversación
  • La música
  • Una película

Sistema auditivo sano

Para finalizar, oír y escuchar son procesos que se logran a través de un sistema auditivo sano. El aparato auditovo es la parte fundamental para que se lleve a cabo la audición.

Ten en cuenta que conocer las diferencias entre oír y escuchar nos permite conocernos a nosotros mismos. Oír es una bendición que muchas personas poseen, escuchar es una habilidad que requiere de voluntad y mucha atención para dar respuesta eficaz a lo que percibimos.

Centros Multiacústica

Centros Multiacústica

Autor verificado

En nuestro centro auditivo mejoramos la comunicación entre personas, por ello, y a través de nuestros expertos en audición y salud auditiva alrededor de toda España, podrá encontrar personalización y trato humano a la hora de realizarse una revisión auditiva, calibrarse su audífono, así como reparar el mismo en nuestra tienda de audífonos para sordos.

¿Quieres mejorar tu audición?

¡Te asesoramos!

Prueba audífonos
gratis ahora

¡Encuentra el audífono que mejor se adapta a tus necesidades!

Deja tus comentarios

Contacto

¡Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible!

Atenderemos tu consulta a la mayor brevedad posible.

Te llamanos

Encuentra tu centro auditivo

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?