Audiometria Infantil

Explorando el Mundo Sonoro de los Niños: La Audiometría Infantil 

La audición es un sentido fundamental que nos permite conectar con el mundo que nos rodea, especialmente en los primeros años de vida cuando el desarrollo del lenguaje y la comunicación son pilares esenciales. En este contexto, la audiometría infantil emerge como una herramienta crucial para evaluar la capacidad auditiva de los niños y detectar posibles alteraciones que puedan afectar su desarrollo y aprendizaje. 

¿Qué es la audiometría infantil? 

La audiometría infantil es una prueba auditiva no invasiva que mide la capacidad de los niños para escuchar sonidos en diferentes frecuencias e intensidades. Se realiza en una cabina insonorizada, donde el pequeño recibe estímulos sonoros a través de audífonos o altavoces, mientras responde indicando si los escucha o no. 

¿Para qué sirve la audiometría infantil? 

La audiometría infantil aporta información valiosa para: 

  • Detectar y diagnosticar diferentes tipos de pérdida auditiva: Conductiva, neurosensorial o mixta. 
  • Determinar el grado de pérdida auditiva: Leve, moderada, severa o profunda. 
  • Evaluar la progresión de la pérdida auditiva: Monitorear cambios en la audición a lo largo del tiempo. 
  • Seleccionar el tratamiento adecuado: Ayudar a elegir el dispositivo auditivo o la intervención médica más apropiada para cada caso. 
  • Investigar otras condiciones auditivas: tinnitus, dislexia auditiva, etc. 

Tipos de audiometría infantil: 

Existen diferentes tipos de audiometría infantil, según la edad y el comportamiento del niño: 

  • Audiometría de observación del comportamiento (AOC): Se utiliza en bebés y niños pequeños que no pueden responder verbalmente. Se observa la reacción del niño ante los estímulos sonoros, como movimientos de cabeza, cambios en la expresión facial o parpadeo. 
  • Audiometría de juego: Se utiliza en niños pequeños que pueden colaborar con el juego. Se presenta al niño una serie de juguetes o actividades mientras se le presentan estímulos sonoros, y se observa si responde correctamente. 
  • Audiometría tonal: Se utiliza en niños mayores que pueden comprender las instrucciones y responder verbalmente. Se mide la capacidad auditiva del niño en diferentes frecuencias e intensidades. 

¿Cómo se realiza la audiometría infantil? 

La audiometría infantil es un procedimiento sencillo e indoloro que suele durar entre 30 y 60 minutos. Los pasos generales son: 

  1. Preparación del niño: Se explica el procedimiento al niño y a sus padres de manera clara y sencilla, utilizando un lenguaje adaptado a su edad. 
  1. Calibración del equipo: Se verifica el correcto funcionamiento del audiómetro. 
  1. Selección del tipo de audiometría: Se elige el tipo de audiometría más adecuado según la edad y el comportamiento del niño. 
  1. Realización de la prueba: Se presentan al niño los estímulos sonoros y se observa su respuesta. 
  1. Interpretación de los resultados: El audioprotesista analiza los resultados y elabora un informe que detalla la capacidad auditiva del niño.

¿Qué es una audiometría normal infantil? 

Una audiometría normal infantil indica que el niño tiene una capacidad auditiva dentro del rango considerado normal. En este caso, los umbrales auditivos del niño se encuentran dentro de los límites establecidos para cada frecuencia. 

¿En qué casos se recomienda realizar una audiometría infantil? 

La audiometría infantil se recomienda en los siguientes casos: 

  • Recién nacidos con factores de riesgo de pérdida auditiva: Prematuridad, bajo peso al nacer, infecciones congénitas, antecedentes familiares de pérdida auditiva, etc. 
  • Niños con sospecha de pérdida auditiva: Dificultades para comprender el lenguaje hablado, retrasos en el desarrollo del habla, otitis medias recurrentes, etc. 
  • **Niños que han sufrido traumatismos craneoencefálicos o infecciones auditivas. 
  • Niños que reciben tratamiento con medicamentos ototóxicos. 
  • Como parte de revisiones pediátricas rutinarias. 

En resumen, la audiometría infantil es una herramienta esencial para evaluar la capacidad auditiva de los niños y detectar posibles alteraciones que puedan afectar su desarrollo y aprendizaje. La detección temprana de la pérdida auditiva permite iniciar un tratamiento adecuado y oportuno, mejorando la calidad de vida del niño y optimizando su potencial. 

Recuerda: Si tienes un hijo o conoces a un niño que presenta dificultades para escuchar o comprender el lenguaje hablado, llámanos y te aconsejaremos sobre un especialista en audiología para realizar una audiometría infantil y recibir el asesoramiento adecuado. 

Centros Multiacústica

Centros Multiacústica

Autor verificado

En nuestro centro auditivo mejoramos la comunicación entre personas, por ello, y a través de nuestros expertos en audición y salud auditiva alrededor de toda España, podrá encontrar personalización y trato humano a la hora de realizarse una revisión auditiva, calibrarse su audífono, así como reparar el mismo en nuestra tienda de audífonos para sordos.

¿Quieres mejorar tu audición?

¡Te asesoramos!

Prueba audífonos
gratis ahora

¡Encuentra el audífono que mejor se adapta a tus necesidades!

Deja tus comentarios

PEDIR CITA

Contacto

¡Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible!

Atenderemos tu consulta a la mayor brevedad posible.

Te llamanos

Encuentra tu centro auditivo

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?