¿Eres profesional?

Qué es la autofonía y cómo se cura

Tal vez en algún momento hayas oído hablar de la autofonía, una condición que puede afectar a centenares de personas. Últimamente se ha producido un aumento de las afecciones auditivas producto de la inobservancia de ciertos cuidados básicos. Ahondemos en este tema y aprende cómo puedes evitarla.

Qué se conoce por autofonía

La autofonía es esa condición por la cual oyes tu voz de forma amplificada dentro de tu cabeza. Es como si estuvieras metido en un tonel y tu voz retumbara. Adicionalmente, podrías percibir cierta “respiración” en el interior de tu oído, lo cual tiende a convertirse en algo traumático.

Su origen se centra en la trompa de Eustaquio que se ve alterada en su funcionamiento. La abertura de la trompa o ciertos tipos de obstrucción son los que dan origen a este trastorno.

Qué causa esta condición

Teniendo claro qué es autofonía, estudiemos ahora cuáles son las causas. Tienen que ver con un trastorno en la trompa de Eustaquio. Se le conoce también como “trompa dilatada”, o que siempre está abierta, una situación que dificulta el paso del aire desde la nasofaringe.

En otros términos, cuando la trompa no está debidamente cerrada, el proceso se altera. Lo normal es que esta se cierre y se abra a intervalos cortos. En ciertos casos se produce por alteraciones del sistema nervioso. Igualmente, al perder peso repentinamente debido a enfermedades degenerativas. Existen más causas.

  • Oído taponado. Los taponamientos hacen un efecto rebote del sonido, haciendo que se produzcan vibraciones en el tímpano.
  • Otitis media. Reduce en el individuo la capacidad correcta de oír, aparte de sentir el oído “lleno”. Se le llama también otitis catarral.
  • Laberintopatía. La cápsula aótica pierde la cobertura, lo que hace que la persona perciba el movimiento de sus ojos o el sonido que producen sus talones al caminar. Se conoce como síndrome “de Minor”.

Nunca dudes en acudir al especialista.

Autofonía: cómo se diagnostica

Nuestro organismo es un sistema, así observamos que la autofonía y sus causas tienen relación con alteraciones de ese sistema. Por esa razón, queda en manos de un especialista hacer el diagnóstico preciso.

Para ello es necesario visualizar el estado de la trompa a través de una endoscopia nasal. El médico ordena una resonancia magnética para definir correctamente la patología presente. La resonancia permite explorar a profundidad otras áreas del conducto auditivo. Otros exámenes son:

  • La timpanometría. Mide la presión que hay en el oído medio interno y muestra si la membrana que recubre el tímpano tiene movilidad.
  • La audiometría. Se verifica si hay transferencia acústica entre la nasofaringe y la parte media del oído.

Son varias maneras de poder estabilizar los trastornos que haya en la trompa.

Cómo es la sintomatología de la autofonía

La autofonía y sus síntomas están relacionados con la presencia de tapones de cerumen en el oído. Se produce entonces una obstrucción del canal auditivo que dificulta la correcta audición. Otros síntomas asociados son:

  • Presión dentro del oído (oído tapado).
  • Mareos.
  • Prurito en la zona interna (picazón).
  • Tos.
  • Pérdida temporal en la capacidad de oír.

Hay que prestar la debida atención a cualquiera de ellos y que el médico haga el examen. Estos síntomas podrían ser indicios de otras enfermedades subyacentes.

Tratamiento a seguir

En el tratamiento de la autofonía es primordial la valoración por un especialista, y según la gravedad, lo abordará de varias maneras. Si los síntomas son leves, se aplica un tratamiento poco invasivo que comprende:

  • No usar descongestionantes para la nariz.
  • Ingerir suficiente agua.
  • Tomar clorobutanol o medicamentos que contengan ácido clorhídrico.

La primera recomendación es que no introduzcas objetos en tu oído con el fin de destaparlos. El médico aplicará la forma segura de extraer el tapón, valiéndose de:

  • Irrigación del oído.
  • Instrumental adecuado para la extracción.
  • Líquido en spray para ablandar el cerumen.

Cuando la condición reviste gravedad, se procede de forma más invasiva, sin descartar la cirugía como cura definitiva. En este caso puntual se recurre a la miringotomía, que es colocar un tubo para ventilación y producir alivio.

Se puede aplicar también toxina botulínica con muy buenos resultados, así como ligar el orificio tubario. Este último procedimiento se ha aplicado con bastante éxito. En todos los casos se debe dejar pasar el tiempo necesario para que la terapia actúe.

Cuida tu oído

Mantener una buena higiene es la primera norma básica para unos oídos sanos. Ten siempre en cuenta estos consejos:

  • No introduzcas nada en tu oído. Ni siquiera uses tu dedo para aliviar el picor, tampoco bastoncillos o palitos de algodón u otros objetos. No están hechos para proteger el oído.
  • No te expongas al ruido. Trata en lo posible de alejarte de ruidos fuertes producidos por altavoces y otros equipos. Ten cuidado al asistir a estadios, conciertos y discotecas.
  • No uses líquidos. Solo los que prescriba el especialista. Abstente de usar aceites de cualquier tipo o agua oxigenada.

La prevención de la autofonía es cuestión de todos los días, no olvides que los oídos constituyen una parte muy sensible e importante de tu organismo. Una buena audición forma parte de una vida plena.

¿Quieres mejorar tu audición?

¡Te asesoramos!

Prueba audífonos
gratis ahora

¡Encuentra el audífono que mejor se adapta a tus necesidades!

Leave Your Comment

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com

Contacto

¡Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible!

Atenderemos tu consulta a la mayor brevedad posible.

Te llamanos

Encuentra tu centro auditivo

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?