caracol-del-oido-coclea

Caracol de oído (cóclea): función & partes


Su diseño y complejidad han fascinado a los científicos desde hace décadas. Nos referimos a nuestro maravilloso sistema auditivo. El caracol del oído es parte de este sofisticado y delicado sistema. A continuación tendremos una visualización cercana sobre esta parte del oído, su función y algunas de sus anomalías comunes.

¿Qué es el caracol del oído?

En el oído interno hay un conducto tortuoso en forma de concha de caracol llamado cóclea o caracol del oído. El término cóclea proviene del griego «Kochlias», vocablo que hace referencia a una bomba de agua con un tubo en forma de espiral. Esta parte auditiva del oído interno recibe su nombre debido a la forma que va tomando a medida que se desarrolla.

Esta formación espiralada contiene al órgano de Corti, tres conductos llenos de fluido y miles de filamentos microscópicos. Se comunica con el oído medio a través de dos orificios o ventanas (oval y redonda). La cóclea es responsable tanto de la audición a nivel del oído interno, como también del equilibrio del cuerpo.

Una mirada a la anatomía del caracol del oído

Ubicamos la cóclea sobre el hueso temporal, como un delicado engranaje de pequeños órganos, fluidos y nervios. La sincronización de este mecanismo y su conexión con el resto del oído y el cerebro, es lo que hace posible que escuchemos.

Si viéramos la cóclea en su interior podemos diferenciar varios órganos principales. Estas son las principales partes de la cóclea:

  • Tres rampas o tubos enrollados (rampas: timpánica, vestibular y media)
  • Un eje óseo (modiolo)
  • Conducto coclear
  • Órgano de Corti

Dentro de la cóclea hay además: membranas, ganglios, fibras, fluidos o linfas y unas células especializadas o neurosensoriales. Estas células, que tienen cilios, se encuentran en el órgano de Corti y desempeñan un papel fundamental en la audición.

¿Cuál es la función del caracol del oído?

Podríamos asemejar el caracol del oído al único camino de acceso para llegar a cierto lugar. De nada valdría ir por ese camino si no podemos llegar al destino, que en este caso es la audición. Los sonidos son recogidos por el oído externo y transitan por el oído medio, pero si no llegan hasta el oído interno no podríamos escuchar nada.

Dentro de la cóclea son recibidos los sonidos y transformados en señales eléctricas, para ser enviados al cerebro. Es en este momento cuando escuchamos todos los diferentes sonidos ubicados en el rango de frecuencia entre 20 Hz y 2 kHz.

La cóclea recibe el sonido en forma de vibración que agita los fluidos en su interior (linfas); esta agitación provoca la oscilación de los cilios en el órgano de Corti. Finalmente, logramos escuchar, cuando este órgano convierte este movimiento (energía mecánica) en impulsos eléctricos, estos se envían al cerebro a través del nervio vestibulococlear.

Anomalías más comunes de la cóclea

Queda claro que el funcionamiento del caracol del oído es sumamente complejo y delicado. Si no cuidamos esta parte del oído podemos perder la audición de forma irreversible. La mayoría de los casos de hipoacusia y pérdida del equilibrio están relacionadas con anomalías a nivel de la cóclea. Estas son las más comunes:

  • Hipoacusia neurosensorial. Se trata de una patología relacionada al daño en los cilios del oído. La causa más frecuente de esta afección es la exposición prolongada a ruidos fuertes y el envejecimiento.
  • Afecciones por medicamentos. Algunos medicamentos son tóxicos para la cóclea; el más conocido es la neomicina. Afortunadamente, los daños que provoca este fármaco son temporales y se limitan al tiempo de su consumo.
  • Malformaciones congénitas. Las malformaciones a nivel de oído interno son variables dependiendo de su tipo. En algunos casos la sordera que provocan es reversible con intervención quirúrgica.

Un tipo de anomalía coclear, menos frecuente, es la enfermedad de Meniere. Aparte de provocar pérdida de la audición fluctuante, esta enfermedad también causa vértigo. Los casos graves requieren de intervención quirúrgica para corregirla.

Preguntas Frecuentes

¿Qué pasa si se daña la cóclea?

Cuando los cilios de la cóclea se dañan, se desgastan o desaparecen, entonces se presenta la disminución de la capacidad auditiva. Puesto que estas células ciliadas son las responsables de transmitir los impulsos nerviosos al cerebro, cualquier anomalía en ellas equivale a problemas de audición.

¿Cómo estimular la cóclea?

Cuidar nuestro oído interno es clave para una audición de calidad. Medidas sencillas como el ejercicio diario para estimular la circulación sanguínea en la cóclea, y practicar la localización de los sonidos, son muy útiles para estimular la cóclea y mejorar la audición.

¿Cuál es el órgano más importante del oído?

La cóclea es el órgano más importante del oído. Debido a que su función es convertir información acústica en impulsos nerviosos; que le avisan al cerebro (en fracciones de segundos) que oyes un sonido.

Centros Multiacústica

Centros Multiacústica

Autor verificado

En nuestro centro auditivo mejoramos la comunicación entre personas, por ello, y a través de nuestros expertos en audición y salud auditiva alrededor de toda España, podrá encontrar personalización y trato humano a la hora de realizarse una revisión auditiva, calibrarse su audífono, así como reparar el mismo en nuestra tienda de audífonos para sordos.

¿Quieres mejorar tu audición?

¡Te asesoramos!

Prueba audífonos
gratis ahora

¡Encuentra el audífono que mejor se adapta a tus necesidades!

Deja tus comentarios

Contacto

¡Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible!

Atenderemos tu consulta a la mayor brevedad posible.

Te llamanos

Encuentra tu centro auditivo

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?