¿Eres profesional?
hipoacusia-neurosensorial

Hipoacusia neurosensorial: Causas, signos y tratamiento

La hipoacusia es una deficiencia auditiva que afecta otras áreas como el lenguaje, la capacidad de hablar y comunicarse. Uno de los tipos más comunes de esta afección es la hipoacusia neurosensorial (HNS).

Esta lesión afecta a personas de cualquier edad; es frecuente en adultos mayores, desmejorando su calidad de vida. Se estima que hay unos 70 millones de sordos en el mundo. Se calcula que la mitad obedece a causas genéticas y el otro 50% es adquirida. A continuación, conoceremos los aspectos más relevantes de esta afección.

¿En qué consiste la hipoacusia neurosensorial?

La hipoacusia neurosensorial es el deterioro de la audición por daños en el oído interno o el nervio auditivo que lleva el sonido al cerebro. Suele asociarse a molestias auditivas en el oído medio, afectando a uno (unilateral) o a los dos oídos (bilateral). Su gravedad va de leve a profunda.

Cuando afecta a un oído, es difícil determinar de dónde vienen los sonidos o escuchar con ruidos de fondo; cuando el daño es bilateral, es difícil entender las palabras, aunque estén en tonos altos.

Normalmente, tanto el oído externo como el oído medio funcionan perfectamente, llevando el sonido hasta el oído interno, donde se aloja la afección. Por eso, no debe confundirse con la hipoacusia de transmisión, originada en los oídos medio o externo por infecciones, traumatismos, malformaciones o tímpano perforado.

Causas de la sordera de percepción

Hay en el oído interno un conjunto de pequeñas células pilosas que transforman las ondas sónicas en estímulos eléctricos; estos estímulos son llevados por los nervios hasta el cerebro. Cuando estas células o las fibras nerviosas se dañan, se produce la HNS.  

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que las causas de la sordera neurosensorial dependen de lo siguiente:

Hipoacusia genética

La sordera de percepción congénita se debe, frecuentemente, las siguientes causas:

  • Algún síndrome genético
  • Patologías transmitidas por la madre durante el embarazo, como toxoplasmosis, rubéola, citomegalovirus o herpes.

Esta afección se puede heredar de alguno de los padres o desarrollarse por la malformación de la estructura del oído durante la gestación.

Hipoacusia adquirida

Esta sordera ocurre durante la niñez o la edad adulta por causas como

  • Enfermedades inmunológicas
  • Exposición a ruidos muy fuertes o prolongados.
  • Síndrome de Menière.
  • Uso de medicamentos ototóxicos.
  • Deterioro de las células ciliadas por el envejecimiento.
  • Enfermedades infecciosas: paperas, sarampión o meningitis.
  • Un tumor en el conducto auditivo.
  • Traumatismos

Hay situaciones en las que se dificulta determinar las causas de la sordera neurosensorial.

Principales signos de la hipoacusia neurosensorial

Los síntomas de esta patología incluyen:

  • Hay poca tolerancia a determinados sonidos que parecen muy fuertes para el oído.
  • A la persona se le dificulta seguir una conversación cuando hay varias personas hablando.
  • Problemas para escuchar en sitios con mucho ruido.
  • Se escuchan con mayor facilidad las voces masculinas que las femeninas.
  • Se dificulta distinguir sonidos parecidos.
  • Algunas voces se perciben como murmullos poco definidos.

Otros síntomas comunes son sensación de mareo, vértigo y de pérdida del equilibrio. También se pueden presentar signos de tinnitus en los oídos.

Tratamientos para la hipoacusia neurosensorial

El tratamiento para reducir la discapacidad en la hipoacusia neurosensorial depende de la gravedad de la afección, si es bilateral o unilateral. Cuando se trata de una pérdida auditiva de leve a moderada, es habitual colocar audífonos. Esto requiere de un mínimo de audición que se pueda amplificar.

En los casos de sordera unilateral, puede considerarse un implante integrado que conduzca el sonido hasta el oído interno a través del hueso craneal. Este proceso optimiza la audición sin forzar el conducto auditivo.

Cuando hay daño profundo en ambos oídos la opción más recomendable es el implante coclear, un dispositivo electrónico implantado quirúrgicamente en el oído medio. Es un mecanismo que transforma las ondas sonoras en señales eléctricas y el nervio las lleva al cerebro, devolviéndole al paciente la audición.

Entre las medidas adicionales que mejoran la calidad de vida de las personas con hipoacusia están las siguientes:

  • Auriculares para TV
  • Despertadores por vibración
  • Protectores auditivos
  • Tapones para los oídos
  • Amplificadores telefónicos.

Las opciones para facilitar el día a día de las personas con deficiencias auditivas se han incrementado notablemente, a la par de la evolución tecnológica.

¿Cómo saber si necesitas audífonos?

Sufrir de HNS no implica, necesariamente, perder la audición y depender de otras personas para realizar actividades cotidianas. Encontrar un Centro Auditivo de calidad con especialistas en el área es clave para un diagnóstico acertado sobre tu padecimiento.

Un equipo de profesionales en audiología puede recomendarte el tratamiento adecuado y, si necesitas audífonos u otros auxiliares para mejorar tu audición, asesorarte al respecto. Cuida tus oídos y optimiza tu calidad de vida.

¿Quieres mejorar tu audición?

¡Te asesoramos!

Prueba audífonos
gratis ahora

¡Encuentra el audífono que mejor se adapta a tus necesidades!

Leave Your Comment

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com

Contacto

¡Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible!

Atenderemos tu consulta a la mayor brevedad posible.

Te llamanos

Encuentra tu centro auditivo

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?