¿Eres profesional?
mastoiditis

Mastoiditis: síntomas y tratamiento adecuado

De las infecciones conocidas del oído, la mastoiditis puede atacar a cualquiera de nosotros en algún momento. Tanto niños como adultos debemos tener sumo cuidado de uno de nuestros principales órganos.

A continuación una descripción de esta infección, sus síntomas, causas y formas de prevención. Recordemos que, antes de automedicarnos, la mejor decisión siempre será acudir a nuestro especialista de confianza.

Mastoiditis: descripción

La mastoiditis se manifiesta como inflamación del conducto auditivo interno en su parte media, como consecuencia de una otitis mal tratada (causa principal). Es de carácter agudo y ataca al hueso temporal o mastoides. En su gran mayoría es provocada por una bacteria neumocócica, propagada en el ambiente cuando tosemos o estornudamos.

Este hueso mastoideo (apófisis mastoide) se ubica justo detrás de nuestra oreja. Los espacios del hueso contienen aire, se les llama células mastoides. Cuando se inflaman producen esta condición evolucionando de mastoiditis aguda a crónica.

Se propaga por la parte posterior del hueso generando abscesos, o por la zona interna del cuello. También causa trombosis de las venas que corren en esa área. Un signo de alerta puede ser una otitis media de entre 2 y 3 semanas de duración. Una gran prevalencia de estos casos se da en niños, más que en adultos.

Síntomas

Teniendo claro qué es una mastoiditis, su duración y posibles signos, veamos qué síntomas en adultos permiten detectarla.

  • Dolor. Bastante fuerte. Generalmente reaparece luego de mejorar el cuadro.
  • Hipoacusia. Hay una pérdida en la audición que hace que los sonidos del entorno se perciban atenuados.
  • Sensibilidad. Al manifestarse la hinchazón, se siente una presión en la oreja en su zona posterior.
  • Agotamiento. El afectado siente un malestar general.
  • Secreciones. Presencia ocasional de agua en el conducto auditivo.
  • Fiebre. Aumento de la temperatura corporal que a veces se prolonga.

Aparte de estos síntomas de mastoiditis, cuando no hay fiebre ni dolor, hablamos de una mastoiditis crónica.

Tratamiento

La mastoiditis en adultos normalmente requiere antibióticos orales o intravenosos. La cura se puede complicar si el medicamento no penetra al lugar justo del hueso. De ser así, se debe repetir el procedimiento por mucho más tiempo. El tratamiento de mastoiditis en adultos requiere cirugía si no funciona el antibiótico.

Mediante la cirugía se extrae un trozo del hueso y luego se drena, en un procedimiento denominado mastoidectomía. Cuando se va a tratar la infección se practica una cirugía para drenar a través del tímpano. Esta intervención se conoce como miringotomía.

Diagnóstico

Apenas sientas algunos síntomas de los ya enumerados, acude rápidamente al especialista. Generalmente los primeros en aparecer son, o el dolor, o la secreción. Cuando el médico hace su exploración lo primero que debe observar es enrojecimiento arriba de la oreja, acompañado de dolor.

Valiéndose de un otoscopio hace una valoración tanto del interior del oído como del tímpano. Al comprobar si el tímpano está inflamado, procede a remitir al paciente al hospital para tratamiento complementario.

Recomendará radiografías o hemogramas para mayor precisión. Otros exámenes que pueden revelar problemas del hueso son:

  • TC de oído y cabeza.
  • Pruebas de sangre para comprobar los niveles de leucocitos.

Paralelamente se ordenaría hacer cultivos del líquido drenado para descartar presencia de bacterias.

Causas

En líneas generales se trata de una infección que, cuando pasa al hueso temporal, produce inflamación de su estructura. Incluso, una acumulación descontrolada de células en el tejido interno del oído desencadena una mastoiditis.

Prevención

Ante la pregunta de cómo se cura una mastoiditis, la respuesta es prevención, ya que el tratamiento puede tener complicaciones de no hacerlo correctamente. Lo primordial es evitar por todos los medios posibles una otitis. Pare ello:

  • Evita los ambientes de fumadores. El humo que produce el tabaco ataca las vías respiratorias altas produciendo inflamación.
  • Si sientes corrientes de aire, aléjate lo más que puedas.
  • Después del baño, cerciórate de secarte bien tus oídos.
  • En climas invernales, cúbrete bien las orejas.
  • Cuídate de los cambios repentinos de temperatura.
  • No te quedes mucho tiempo en los pasillos de supermercados donde se exhiben los alimentos congelados.
  • Ventila bien las estancias de tu casa.

Siempre atento a estas recomendaciones.

El médico: tu mejor aliado

Recuerda siempre que lo mejor es acudir pronto al médico ante la menor sospecha de otitis. Por ser una infección de origen bacteriano, la mastoiditis se tratará con antibióticos de acuerdo al patógeno identificado. Prevenir es la palabra clave para evitar complicaciones.

¿Quieres mejorar tu audición?

¡Te asesoramos!

Prueba audífonos
gratis ahora

¡Encuentra el audífono que mejor se adapta a tus necesidades!

Leave Your Comment

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com

Contacto

¡Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible!

Atenderemos tu consulta a la mayor brevedad posible.

Te llamanos

Encuentra tu centro auditivo

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?