¿Eres profesional?

Miringitis bullosa: Síntomas y tratamiento

¿Conoces la Miringitis bullosa? Si sientes algún problema con tus oídos, debes tener cuidado, puede tratarse de una Miringitis bullosa. No te preocupes si no sabes lo que es, ahora conocerás un poco sobre esta infección y sus síntomas. Continúa leyendo para conocer más.

Los oídos son, sin duda, una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo, nuestro equilibrio depende mucho de su estado. Así que es necesario mantenerlo siempre en el mejor estado de salud posible para no tener problemas. Además de esto, la higiene es fundamental para que puedas mantenerte libre de infecciones como la que mencionaremos.

¿Qué es realmente la Miringitis bullosa?

Cuando nos referimos a Miringitis bullosa, hacemos referencia a una infección que se produce en el oído. Ésta produce distintas llagas que están llenas de líquido y que se adhieren de forma invasiva al tímpano. Una infección realmente molesta que puede hacer que cada día que avance vaya empeorando la situación del paciente.

Esta infección se produce por distintas infecciones o microorganismos que se pueden reunir dentro de la zona. Se van pegando a las paredes, provocando la llaga que ya mencionamos llenas del líquido, justo detrás del tímpano. Por lo que es importante recurrir a un especialista lo más pronto posible para aplicar el tratamiento necesario.

Principales causas de esta infección

La Miringitis bullosa puede tener presencia en adultos y niños. Sin embargo, en los niños suele ser más frecuente debido a que pueden meter sus dedos sucios en esta zona. Además, están más expuestos a las bacterias o a cualquier tipo de virus que pueda presentarse.

Una de las causas más comunes de este problema es el micoplasma, también puede haber infecciones por resfriados o similares. Así que es importante prestar atención a los más pequeños de casa, para que no estén expuestos a éstos. Igualmente, la higiene en la zona juega un papel fundamental para evitar dicho problema.

Síntomas que produce esta infección

Cabe destacar que los síntomas, en este caso, suelen ser similares a los que ocurren en algunas otras infecciones de los oídos. Entre ellos podemos mencionar los siguientes:

  • Malestares y molestias que inician de forma inesperada. Pueden comenzar con la aparición de la primera llaga y durar hasta 2 días
  • La audición se ve afectada. Se comienza a tener pérdida de la audición y desaparece hasta que se elimina la infección
  • Fiebres altas.
  • El oído puede drenar frecuentes fluidos debido a que algunas de las llagas o heridas se rompan. Una de las diferencias de la Miringitis bullosa con otras infecciones de la zona, es que no produce pus o acumulación de líquidos.
  • Irritación en el conducto auditivo.
  • Cansancio y dolores de cabeza.
  • Dolores musculares en los casos más avanzados.
  • Falta de apetito por las molestias generales.

Ten en cuenta cada uno de estos síntomas, en caso de sentir molestias con tus oídos. Recuerda que es importante identificarlos y luego ir a un especialista que pueda ayudarte con esta infección. Mientras más rápido vayas, menor será la intensidad de estos síntomas que pueden realmente ser molestos.

¿Cuál es el tratamiento ideal?

Ahora es momento de hablar del tratamiento ideal que debe tenerse una vez que el especialista diagnostica esta infección. Es importante aclarar que no es recomendable que se comiencen a ingerir medicamentos sin recomendación médica. Esto puede agravar la situación en algunos casos o simplemente no dar los resultados que se desean.

El especialista encargado del caso podrá indicar al paciente que ingiera analgésicos de venta libre, así como la receta de algunos antibióticos. Éstos, por vía oral o en gotas sobre la zona, podrán ser de mucha ayuda para combatir directamente las bacterias y la infección. 

En algunos casos avanzados, es necesario que el doctor encargado drene cada una de las heridas. Se trata de un proceso doloroso, pero que servirá para acabar con las acumulaciones de líquido y que la medicación actúe eficientemente. Por otro lado, se recomienda que se proteja el oído afectado de la entrada de agua o cualquier agente externo durante el proceso.

Cuida tus oídos y evita la Miringitis bullosa

Para evitar la Miringitis bullosa es importante que te mantengas alejado de cualquier tipo de resfriado o infecciones. Lavarse las manos con frecuencia, sobre todo los niños, es una de las mejores acciones preventivas contra esta afección. Todo ello será de ayuda para que puedas mantenerte alejado de cualquier bacteria dañina.

Por otro lado, recordamos nuevamente la importancia de asistir a un especialista. Una vez que sientas algún tipo de síntoma o problema con tu oído, asiste a un doctor que pueda ayudarte. Evita la automedicación y espera el tratamiento correcto para la situación que estés atravesando.

¿Quieres mejorar tu audición?

¡Te asesoramos!

Prueba audífonos
gratis ahora

¡Encuentra el audífono que mejor se adapta a tus necesidades!

Leave Your Comment

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com

Contacto

¡Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible!

Atenderemos tu consulta a la mayor brevedad posible.

Te llamanos

Encuentra tu centro auditivo

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?