otitis-externa

Otitis externa: qué es, síntomas y tratamiento

La otitis externa es una inflamación, irritación o infección del conducto auditivo. Es causada por hongos o bacterias, debido al agua que queda atrapada en oído al nadar, por ejemplo.

Y es que esta práctica podría ser una fuente de bacterias y hongos, por ello, a esta afección también se le conoce como oído de nadador. Para conocer más sobre este padecimiento hemos elaborado el siguiente post. Aquí te explicamos qué es, sus síntomas, diagnóstico y tratamientos ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la otitis externa?

La otitis externa se define como la infección aguda del oído exterior. Por su parte, la que se produce de forma aguda (OEA) es ocasionada por gérmenes del género pseudomas aeruginosa.

Otros gérmenes implicados son: estreptococo, enterobacter aerogenos, klebsiella pneumoniae y hongos (cándida y aspergillus). Se produce más frecuentemente durante los meses de verano, ya que uno de los medios de adquisición de la enfermedad son las piscinas.

¿Qué causa esta patología?

Son muchos los componentes que pueden incrementar la posibilidad de desarrollar otitis externa. Como su nombre sugiere, uno de ellos es la humedad desmesurada que se crea al nadar, aunque puede producirse sin necesidad de sumergirse en el agua. Otras probables razones de esta infección son:

  • Frecuentar sitios cálidos y húmedos
  • Limpieza brusca del canal auditivo
  • Traumatismos en el oído
  • Resequedad de la dermis auditiva
  • Cuerpo extraño en el conducto auditivo
  • Exceso de cerumen
  • Eczema y otras dermatitis

Si la infección avanza, puede incluso haber supuración, disminución de la audición e incluso puede verse afectado el cartílago de la aurícula (condritis).

Síntomas de la otitis externa

A continuación enumeramos la sintomatologías más frecuente de esta enfermedad. No obstante, cada persona puede experimentar este mal de forma distinta. Entre los síntomas más comunes están:

  • Enrojecimiento del oído externo
  • Picor
  • Dolor, en especial en la zona del lóbulo de la oreja, la cabeza, el cuello o el lateral de la cara
  • Drenaje
  • Glándulas inflamadas en el cuello o cerca de la oreja
  • Hinchazón y enrojecimiento del oído
  • Audición empañada o pérdida de esta
  • Sensación de taponamiento
  • Fiebre

Los síntomas de la otitis externa pueden parecerse a los de otras condiciones. Por ello es importante acudir al médico, quien te dará un diagnóstico preciso.

Diagnóstico

Esta afección podría ser diagnosticada con una historia clínica completa y un examen físico. En doctor puede usar un otoscopio, herramienta luminosa que ayuda a analizar el oído y a diagnosticar los trastornos en este.

En este sentido, este examen ayudará a saber si además existe una infección en el oído medio, llamada otitis media. Aunque esta infección no suele producirse con la otitis externa, ciertas personas podrían tener los dos tipos de infección.

Por otro lado, el médico puede tomar un cultivo de la secreción del oído para establecer el procedimiento más adecuado para el paciente.

Tratamiento

La otitis externa, una vez que es tratada correctamente, suele desaparecer en un plazo de 7 a 10 días. El procedimiento específico para tratarla va a ser definido por el médico sobre la base de:

  • La edad, estado de salud general e historial del paciente
  • El tamaño de la afección
  • La tolerancia a determinados medicamentos, métodos o terapias
  • Las expectativas para la evolución de la patología

Además, este procedimiento puede integrar:

  • Gotas antibióticas
  • Gotas de corticosteroides (para contribuir a reducir la hinchazón)
  • Medicamentos para el dolor
  • Conservar el oído seco
  • Tópicos como el ciprofloxacino

Una vez que cede la inflamación es necesario asear el conducto con ácido acético al 2 %, o alcohol boricado al 1,25 %, lo cual incrementa la efectividad de las medidas tópicas. El aseo periódico del CAE en infecciones subagudas o crónicas es importante.

Conclusión: ¿cómo prevenir la otitis externa?

Existen algunos tips para contribuir a prevenir la infección:

  • Usar tapones en los oídos cuando vayas a nadar o te bañarte en piscinas.
  • Evita limpiar agresivamente el canal auditivo.

Recuerda que la otitis produce fiebre, por lo tanto necesitas tratamientos vía oral.  Finalmente, los analgésicos a base de paracetamol bajo supervisión medica pueden ser útiles para aliviar el dolor, mientras que el calor también puede disminuirlo. Para los casos más graves, se recomiendan los antibióticos tópicos, siempre que sean administrados bajo supervisión médica.

Centros Multiacústica

Centros Multiacústica

Autor verificado

En nuestro centro auditivo mejoramos la comunicación entre personas, por ello, y a través de nuestros expertos en audición y salud auditiva alrededor de toda España, podrá encontrar personalización y trato humano a la hora de realizarse una revisión auditiva, calibrarse su audífono, así como reparar el mismo en nuestra tienda de audífonos para sordos.

¿Quieres mejorar tu audición?

¡Te asesoramos!

Prueba audífonos
gratis ahora

¡Encuentra el audífono que mejor se adapta a tus necesidades!

Deja tus comentarios

Contacto

¡Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible!

Atenderemos tu consulta a la mayor brevedad posible.

Te llamanos

Encuentra tu centro auditivo

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?