¿Eres profesional?
pabellon-auricular

Pabellón auricular: todo lo que debes saber

El pabellón auricular no es más que la parte visible (externa) del oído; es decir, lo que comúnmente llamamos oreja. Y, pese a lo sencillo que puede parecer a la vista, tiene una función relevante y una anatomía muy particular que favorece su tarea. Asimismo, puede verse afectado por ciertas enfermedades que pueden terminar afectando la calidad de nuestra audición.

La función y anatomía del pabellón auricular

La función de esta parte del cuerpo radica en que, junto al canal auditivo externo, complementa la audición. ¿Cómo ocurre esto? Pues, a través del pabellón auricular se captan los sonidos que, cruzando el conducto externo, llegarán hasta la membrana timpánica donde serán decodificados.

En otras palabras, la oreja es como una pantalla acústica que localiza, captura y orienta las ondas de sonido. Tener dos de ellas ubicadas a los lados de la cabeza permiten localizar las ondas en plano horizontal. Y su forma en repliegues permiten localizarlas en el plano vertical.

Al hablar de estos repliegues o del pabellón auditivo y sus partes hablamos de su anatomía, la cual está constituida por:

  • Arreglo cartilaginoso, prominencias y depresiones que le dan forma (Hélix, Canal del Hélix, Antihélix, Fosa del Antihélix, Trago, Antitrago, Concha, Lóbulo). Se trata de una estructura flexible, delgada y que se compone de colágeno y fibras blandas.
  • Ligamentos encargados de acoplar la oreja al hueso temporal.
  • Músculos, aunque estos no cumplen con alguna función.

Todo este conjunto conforma una estructura helicoidal que sirve como un embudo canalizador del sonido. También es cierto que hay tipos de pabellón auricular que pueden diferenciarse por su forma, tamaño y disposición.

Tipos de oreja

Las orejas, normalmente, pueden diferenciarse de la siguiente manera:

  • Según su tamaño: largas, medianas, pequeñas.
  • Según su forma: puntiagudas, redondeadas, verticales, con lóbulo pronunciado, forma de caracol e inclinadas.
  • Según su proyección: pegadas al cráneo o separadas de éste; poco más de dos centímetros.

Cuando presenta alguna anomalía, el pabellón de la oreja puede requerir una intervención quirúrgica sencilla. Específicamente, al ser muy inclinadas, despegadas o puntiagudas por representar una molestia estética.

Existen casos de anomalía o malformación que requieren un acompañamiento médico más complejo. Por ejemplo, cuando el pabellón es tan pequeño que puede obstruir el canal auditivo y afectar la audición.

Algunas enfermedades del pabellón auditivo

Las afecciones más comunes que pueden presentarse en pabellón auricular y sus partes son:

  • Pericondritis:

Es la infección e inflamación del pericondrio auricular; es decir, del tejido que recubre el cartílago de la oreja. Puede ser provocada por dermatitis, picaduras, quemaduras, traumas abiertos.

  • Otras
    • Otomicosis.
    • Otitis externa.
    • Afecciones virales como herpes.
    • Tumores (malignos o benignos).

Para la cura de estas enfermedades se recurre a tratamiento farmacológico específico según su tipo, grado de desarrollo y condiciones particulares del paciente.

Malformaciones comunes

Las malformaciones del pabellón auricular pueden ser congénitas o adquiridas. Las primeras se desarrollan en la etapa del embarazo y las segundas pueden originarse tras un trauma lesivo, una pericondritis auricular o por quemaduras. Algunas de ellas son:

  • La microtia

Se trata de una deformidad en la que la oreja no se desarrolló completamente. Y puede presentarse desde una pequeña deformidad hasta ausencia total del pabellón u oído externo. Según su tipo o nivel de gravedad se determina el tratamiento a utilizar que puede ser: intervención quirúrgica, adaptación de audífonos, implantes, prótesis o injertos de cartílago del paciente.

  • Otras
    • Borde externo enrollado (gacha o constricta).
    • Borde superior del pabellón doblado hacia sí mismo y cubierto por el cuero cabelludo (Criptotia).
    • Oreja de Stahl (muy puntiaguda).
    • Anotia o ausencia total del pabellón de la oreja.
    • Deformidades del lóbulo cuando presenta apéndices cutáneos o está partido.
    • Bulto prominente de cartílago o de piel notable en la parte delantera.

Tanto las enfermedades como las malformaciones presentadas en esta región del oído externo pueden comprometer la audición cuando no se tratan debidamente. Y, algunas de tipo congénito pueden terminar en la pérdida total de la misma.

Afortunadamente, el avance en la mejor comprensión del pabellón auditivo y su función han conducido a encontrar más y mejores opciones para corregir las malformaciones. Algunas opciones han ayudado a que las orejas funcionen correctamente y otras a que se vean mejor.

¿Quieres mejorar tu audición?

¡Te asesoramos!

Prueba audífonos
gratis ahora

¡Encuentra el audífono que mejor se adapta a tus necesidades!

Leave Your Comment

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com

Contacto

¡Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible!

Atenderemos tu consulta a la mayor brevedad posible.

Te llamanos

Encuentra tu centro auditivo

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?