¿Eres profesional?

Por qué se ponen las orejas calientes y rojas     

¿Has notado las orejas calientes o rojas en momentos puntuales del día? Esto puede pasar en cualquier edad, momento y situación. Tener las orejas coloradas no siempre es una causa negativa, pero sí es un reflejo de lo que siente el cuerpo.

En esta entrada, te explicaremos un poco más sobre las orejas rojas y calientes. Desde las enfermedades implicadas hasta las situaciones que pueden afectarlas.

El síndrome de las orejas calientes

De acuerdo con J. W. Lance, se determina que este síndrome aparece en la zona auditiva con molestia, ardor y hormigueo. En los casos más extremos se reporta dolor acompañado del enrojecimiento que varía en intensidad de expresión.

Sin embargo, este síndrome tiende a afectar solo un oído u oreja. Muy pocas son las veces en las que se reportan ambos oídos. La mayor causa de esta patología se debe a reacciones emocionales hacia el estrés. En esencia, no es estrictamente es una patología y puede ser tratada con antiinflamatorios o compresas frías.

Síntomas y causas de las orejas rojas

Hay muchas más opciones que entran como causantes de orejas rojas. Más que el propio síndrome, se presentan otras opciones que se dan por consecuencia de una situación o ambiente en particular. A continuación, brindaremos más detalles.

Infecciones de oído

Las infecciones de oído son más comunes de lo que se cree. Casos de otitis son frecuentes en niños pequeños y recién nacidos. Sin embargo, como adultos no estamos exentos de sufrirlo, ya que es consecuencia de gripes o alergias. Esto a causa de la inflamación de la trompa de Eustaquio.

El enrojecimiento en las orejas se tiende a dar por las bacterias. Al ser una infección se acompaña de fiebre, malestar general o picazón. Generalmente, se mantiene la sensación de quemazón.

Quemaduras solares y orejas calientes

Las quemaduras por rayos UV, o exposición al sol, suelen ser más graves de lo se piensa. Cuando se olvida colocar el protector solar en las orejas, estas pueden reaccionar negativamente a la exposición.

Lo más común es sentir molestia y ardor. El dolor no está asociado directamente, aunque puede que al rozar la oreja con algo se sienta una presión tipo punzón. Esto se trata con cremas y compresas frías para disminuir la hinchazón.

Alergias

Por otra parte, las alergias o dermatitis en las orejas son infecciones de nivel bajo. Sin embargo, es un desencadenante para que el oído se torne rojo con facilidad. No suele ser intenso, pero siempre se siente un ardor mínimo que suele ser tratado con antibióticos.

Objetos incómodos

Los aparatos auditivos suelen ser molestos después de utilizarse por horas y horas. La incomodidad causa el enrojecimiento de las orejas con más frecuencia. De hecho, lo puedes notar pasadas las 10 horas de uso. Para evitar esto, se sugiere comprar audífonos con almohadillas cómodas.

Sentimientos y emociones

Momentos de enojo y rabia tienden a ser las reacciones más comunes que provocan la rojez en las orejas. Son momentos donde el cúmulo de emociones expresa físicamente la reacción a la situación.

Esto también se repite con los momentos de vergüenza. Aunque no solo se tornan rojas o calientes las orejas, sino que en este caso también las mejillas. Esto dependerá de las tendencias de tu cuerpo.

Fluctuación de hormonas

Tus hormonas también influyen en la coloración de tus extremidades. Si estás pasando por los calores de la menopausia, es muy probable que tus orejas se tornen rojas. Aunque no es para entrar en pánico, este es un proceso natural.

Por otra parte, la alteración de las hormonas se evidencia más en el embarazo. En hombres es posible tener este rasgo físico si sufren de tiroides o glándulas suprarrenales.

Cómo detectar la causa real de las orejas calientes y rojas     

La mejor alternativa para detectar la causa del enrojecimiento de tus orejas es ir al médico. Él te guiará en todo momento para determinar exactamente cómo enfrentar la incomodidad, ya que puede afectar tu salud a largo plazo.

Evita a toda costa automedicarte o seguir tratamientos caseros. Esto puede causar que la molestia no termine de desaparecer, sino que evolucione. No se recomienda hacerlo ni siquiera cuando son síntomas conocidos.

Sin embargo, todo queda bajo tu responsabilidad y decisión respecto de tu salud. Recuerda que los oídos son un área sensible que debes cuidar con un poco de celo. De lo contrario, las consecuencias no serán tan agradables.

¿Quieres mejorar tu audición?

¡Te asesoramos!

Prueba audífonos
gratis ahora

¡Encuentra el audífono que mejor se adapta a tus necesidades!

Leave Your Comment

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com

Contacto

¡Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible!

Atenderemos tu consulta a la mayor brevedad posible.

Te llamanos

Encuentra tu centro auditivo

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?