tapones para oídos de espuma

Tapones para los oídos de silicona: cómo ponerlos y limpiarlos

Los tapones para los oídos de silicona son ideales para proteger el sistema auditivo, especialmente en espacios con muchos ruidos. Por lo general, se utilizan  para conciliar el sueño, nadar, estudiar o evadir daños auditivos cuando se usan equipos o herramientas ruidosas como armas o motores.

Los tapones fabricados en este material suelen ser moldeables, es por ello que se ajustan con facilidad al oído. Su función es sellar por completo y evitar la entrada de sonidos o de agua. Tal como si fuese una barrera que favorece el aislamiento de los ruidos en un contexto descendiente.

De igual forma, los hay diseñados a la medida de la persona, lo que significa que encajan perfectamente al conducto del oído, ofreciendo un bloqueo total del ruido. En breve te revelamos cómo usar estos dispositivos, al igual que los pasos a seguir para mantenerlos limpios.

Cómo utilizar los tapones para los oídos de silicona

El secreto para que el uso de los tapones para los oídos de silicona sea efectivo y logren el aislamiento exitoso del agua/ruido es colocarlos de forma correcta. Para garantizar la máxima protección, es necesario arrollar, halar y sostener mientras se ubican los dispositivos en el lugar adecuado.

Además, es importante mantener la pulcritud, de este modo, se evita introducir suciedad o gérmenes a los oídos. En este sentido, lo ideal es seguir los siguientes pasos para colocar los tapones de forma adecuada:

  • Arrollar. Aplastar los tapones para los oídos de silicona con los dedos hasta que estos tomen forma de cilindros delgados en forma de gusano. Se recomienda usar  ambas manos.
  • Jalar. Con ayuda de los dedos, estira la punta de la oreja hacia atrás y hacia arriba, de modo que el canal tome una posición más recta. Acto seguido, introduzca el tapón arrollado.
  • Sostener. Una vez colocado el tapón en el lugar indicado (interior del canal auditivo), proceda a contar en voz alta hasta 30. Esto para dar oportunidad a que el dispositivo se expanda dentro del canal: cuando la voz le suena “apagada”, ya está sellado completamente y puede soltar.

Ahora bien, los tapones que son preelaborados a la medida del usuario, se deben colocar cuidadosamente hasta que lleguen a su ubicación exacta, como si fueran puzzles. Para retirarlos, se recomienda hacer presión detrás de la oreja, haciendo que se mueva el dispositivo y sea más fácil quitarlo.

Cómo mantener limpios los tapones de silicona

Existen tapones desechables que, como su nombre lo indica, deben ser descartados tras su uso. Sin embargo, hay otros que son reutilizables, pero que por salud e higiene deben ser limpiados frecuentemente. A continuación, los pasos a seguir. Pero antes, algunos factores a considerar:

  • Si son de uso regular, lavarlos cuando se vean aparentemente sucios o hacerlo con regularidad, de dos a tres días intermedios.
  • Aquellos que se utilizan de forma ocasional, se deben limpiar tras su uso, evitando así la propagación de bacterias mientras se mantienen guardados.
  • Se recomienda no aplicar jabones o soluciones fuertes, ya que suelen acortar el tiempo de duración, haciéndolos menos efectivos.

1.   Llenar un envase con agua tibia y jabón

En un recipiente no tan grande se coloca agua tibia. Asimismo, se agrega un poco de jabón (preferiblemente líquido y suave). Mezclar con una paleta hasta conseguir una solución jabonosa.

2.   Insertar los tapones en la solución jabonosa

Este paso consiste en dejar remojando los tapones en el agua previamente elaborada. Dejarlos por al menos 15 o 20 minutos, de modo que el sucio se despegue. Algunos dispositivos, específicamente los de silicona, suelen flotar, por lo que es necesario buscar la forma de mantenerlos completamente sumergidos.

3.   Limpiar o frotar los tapones

Una vez que están sumergidos, y con las manos previamente lavadas, se pueden frotar los tapones con la intención de retirar cualquier sucio o residuo acumulado. Otra opción es usar un cepillo suave, por ejemplo, un cepillo dental.

4.   Enjuagar y secar

Luego del paso anterior, se debe enjuagar con abundante agua fría y secarlos para extraer la humedad. Dejar reposar sobre una toalla, de modo que estos se sequen totalmente, evitando así la proliferación de bacterias.

Finalmente, están listos para ser guardados en su respectivo estuche o en su defecto, en un recipiente sustituto (de plástico). Dejarlos allí hasta su nuevo uso, sin manipularlos. Así, puedes mantener los tapones para los oídos de silicona completamente limpios y garantizar su vida útil.

Centros Multiacústica

Centros Multiacústica

Autor verificado

En nuestro centro auditivo mejoramos la comunicación entre personas, por ello, y a través de nuestros expertos en audición y salud auditiva alrededor de toda España, podrá encontrar personalización y trato humano a la hora de realizarse una revisión auditiva, calibrarse su audífono, así como reparar el mismo en nuestra tienda de audífonos para sordos.

¿Quieres mejorar tu audición?

¡Te asesoramos!

Prueba audífonos
gratis ahora

¡Encuentra el audífono que mejor se adapta a tus necesidades!

Deja tus comentarios

PEDIR CITA

Contacto

¡Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible!

Atenderemos tu consulta a la mayor brevedad posible.

Te llamanos

Encuentra tu centro auditivo

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?