¿Eres profesional?

Otomicosis – Síntomas & Tratamiento

¿Has oído hablar de la otomicosis? Probablemente sí, pero no sabes en detalle en qué consiste. En este apartado queremos explicarte qué es, sus síntomas, tratamiento y cómo prevenirlo. Si quieres saber más sobre el tema, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la otomicosis?

¿Sabes qué es otomicosis? La otomicosis, conocida también como otitis micótica, es una infección del oído causada por hongos que se relaciona con las setas y las levaduras. Afecta sobre todo a las personas que viven en zonas tropicales o cálidas. La otomicosis en el oído suele provocar picor y puede causar dolor, pérdida de audición y secreción.

¿Qué síntomas presenta la otomicosis?

La otomicosis es un tipo de otitis externa relativamente común y puede darse por diversas causas. La puedes detectar con una visita rutinaria al otorrino o por los síntomas que presenta. Los más habituales son:

  • Picor persistente acompañado de dolor.
  • En algunas ocasiones drenaje serosanguinolento.
  • Pérdida de audición (si el conducto se tapa por la presencia de los hongos y de restos de la piel cuando esa parte se descama).

Si el origen de la otomicosis se produce por el hongo “Candida”, el oído presentará epitelio inflamado y húmedo, con puntos blanquecinos de presencia irregular. Incluso hay escozor, dolor moderado y picor. Si es otomicosis sintomática aguda, presentarás inflamación y dolor de oídos moderado, además de secreciones.

¿Cuáles son las causas de la otomicosis?

La principal causa de la otomicosis son los hongos, específicamente los de tipo Aspergillus Niger y Candida Albicans. Por otra parte, también puede producirse por la Pseudomonas. Los principales factores de riesgo de la otomicosis son los siguientes:

  • Calor
  • Dermatitis seborreica
  • Cambios del pH
  • Psoriasis
  • Alteraciones de la piel en el conducto auditivo externo
  • Eccema

Para terminar, también la humedad excesiva, los microtraumatismos producidos por rascado, los audífonos, y las alteraciones en la producción del cerumen. También por antecedentes de otitis externa.

En el caso de las personas que usan audífonos, además de los factores mencionados se pueden producir heridas por el roce de estos dispositivos. Estas irritaciones cutáneas también pueden favorecer la aparición de la otomicosis. Si eres del grupo de personas que usa aparatos de audición, para evitarlo, asegúrate de que el tamaño del audífono está adaptado a tu oído.

¿Cómo se trata la otomicosis?

El tratamiento otomicosis externa más habitual es limpiar con frecuencia la zona del oído y aplicar unas gotas para la otomicosis. De esta manera, limpiarás el conducto auditivo externo. Es muy importante que mantengas la higiene del oído, así podrás prevenir la otitis micótica.

Por otra parte, puedes complementarlo con un tratamiento vía oral, en el caso de que la infección no mejore o empeore. La medicación vía oral dificulta el crecimiento de los agentes que provocan la infección.

Consejos para prevenir la otomicosis

La mejor forma de prevenir la aparición de hongos en el conducto auditivo es evitando la humedad. Dado que es algo que no puedes garantizar en su totalidad, los siguientes consejos te ayudarán a evitar el desarrollo de la infección:

  • Seca bien los oídos después de que te bañes en la ducha, piscinas o playas.
  • Llevar una dieta rica en proteínas y vitaminas, evitando alérgenos, dulces y alimentos ricos en almidón
  • Procura no rascarte las orejas con las uñas muy largas o de manera excesiva para no dañar la piel.
  • Usa tapones de oídos si vas a pasar mucho tiempo con la cabeza sumergida debajo del agua.
  • No uses bastoncillos ni cualquier otro tipo de objetos punzantes para limpiar tus oídos.
  • Si vas a usar un secador, hazlo a baja potencia, teniendo cuidado de no quemar la piel de tus orejas.

Si a pesar de seguir estos consejos tienes la sospecha de una posible otitis micótica, lo primero que debes hacer es acudir al especialista para que te haga un reconocimiento médico. Si tienes bacterias, el otorrino limpiará el conducto auditivo externo mediante microaspiración, para eliminar las masas fúngicas y aspirar las secreciones.

La otomicosis es una infección producida por algunos hongos y bacterias en la piel que forma el conducto auditivo externo. Son infecciones muy frecuentes, sobre todo en las épocas de calor.

Este tipo de infección puede afectar a cualquier persona, por eso conviene conocer sus causas, síntomas y cómo tratarla. Así evitarás sufrir de ella. Si a pesar de la información que te hemos suministrado tienes alguna duda, no dudes en contactarnos, ¡con gusto te atenderemos!


¿Quieres mejorar tu audición?

¡Te asesoramos!

Prueba audífonos
gratis ahora

¡Encuentra el audífono que mejor se adapta a tus necesidades!

Leave Your Comment

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com

Contacto

¡Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible!

Atenderemos tu consulta a la mayor brevedad posible.

Te llamanos

Encuentra tu centro auditivo

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?