¿Eres profesional?
bulto-detras-de-la-oreja

Bulto detrás de la oreja: qué hacer

En algún momento es normal que aparezca un bulto detrás de la oreja y los factores que lo causan son múltiples. No es para alarmarse pero sí para prestarle atención ya que aparecen en una zona de la que habitualmente poco nos ocupamos.

Estas protuberancias son de mínimo tamaño, no producen dolor ni algún tipo de molestias, pero se sienten al tacto y causan incomodidad. Afortunadamente hay métodos y terapias avanzadas para erradicarlos que no son invasivos ni dolorosos.

Qué causa un bulto detrás de la oreja

La aparición de un bulto detrás de la oreja obedece a alguna clase de infección pero no representan peligro mayor. Son variadas las condiciones que favorecen la aparición de estas protuberancias:

  • Infecciones. Distintas clases de infecciones de origen bacteriano favorecen la aparición de estos bultos así como algunas variedades de faringitis. Además, el sarampión, la varicela y el VIH son factores desencadenantes.
  • Mastoiditis. Es un tipo de infección que compromete el hueso mastoides y que hay que tratar con rapidez. Es muy frecuente en niños.
  • Quistes. Se forman cuando las glándulas sebáceas se obstruyen de líquido. Los del tipo sebáceo son los más frecuentes y aunque no representan peligro sí se pueden infectar produciendo dolor.
  • Acné. Muy común en los jóvenes, se forman de piel muerta y aceite que a la larga puede inflamarse.
  • Abscesos. Aparecen cuando las células de alguna región del cuerpo sufren infección. Los glóbulos blancos van en ayuda y se acumulan en la zona formando pus. Producen dolor y calor en el área afectada.
  • Inflamación de los ganglios. Son producto de una reacción normal del organismo ante la presencia de bacterias o potenciales virus. Su tamaño es como el de los guisantes y al cabo de tres semanas deberían recuperar su tamaño original.
  • Lipomas. Son bultos de grasa que aparecen bajo la piel y no producen dolor, son móviles al tacto y pueden alcanzar hasta tres centímetros de tamaño.

Ante todas estas señales acude a tu médico de confianza.

Tratamiento

Nunca te automediques ni intentes drenarte esos bultos, acude a tu médico especialista que prescribirá el tratamiento adecuado. Dependiendo de la causa:

  • Mastoiditis. Se aplican antibióticos, en casos más severos se procede a drenar o extraer una porción del hueso.
  • Quistes. Se extirpa con cirugía menor.
  • Acné. El tratamiento es tópico, en casos más serios, visita al dermatólogo.
  • Abscesos. Se hace un drenaje para desalojar el pus, en otros se recurre a la cirugía y antibióticos para prevenir la infección.
  • Ganglios inflamados. Se ataca lo que causa la inflamación, puede ser con antibióticos, o si el médico lo recomienda, una biopsia.
  • Lipomas. Se requiere cirugía menor.

Como ves, los tratamientos son menores en la mayoría de los casos.

Síntomas y diagnóstico

Si te aparece un bulto detrás de la oreja no te alarmes, en pocas semanas debe desaparecer y no es maligno. Si notas estas señales visita a tu médico.

  • Luego de dos a tres semanas no observas mejoría.
  • El bulto produce dolor, escozor o enrojecimiento.
  • Su aparición es repentina.
  • Aumenta de tamaño.
  • Sientes que está ‘fijo’.
  • Síntomas asociados como malestar general o empiezas a perder peso.
  • Tienes dificultad para tragar.
  • Te impide girar la cabeza.

El primer paso es recetar antibióticos, ocasionalmente el médico podría recomendar exámenes más precisos. Para el diagnóstico el especialista hará una evaluación. Buscando más seguridad, eventualmente ordenaría hacer una radiografía o resonancia magnética.

Cuándo es grave

Ten siempre presente que, aunque estas protuberancias detrás de tu oreja no representan peligro, no deben tomarse a la ligera. Lo mejor es acudir al médico quién hará una valoración completa si notas lo siguiente:

  • El bulto rápidamente aumenta su tamaño.
  • Si el bulto va tomando formas irregulares o notas que este se mueve.
  • Al haber secreción, cambio de color o aparecen otros bultos en más zonas de tu cuerpo.
  • Es normal que haya algo de dolor y que su textura sea blanda. Pero ante la dureza y ausencia de dolor no dudes en consultar al médico, puede ser maligno.
  • Si la protuberancia no se mueve ve al médico. Hay patologías severas que se fijan al tejido.

Debes estar atento a cualquier señal.

Qué hacer

Generalmente el bulto detrás de la oreja sana en cuestión de días, aun así no te descuides. A veces se aconsejan remedios simples hechos en casa para tratarlos pero su eficacia queda en duda. Si ves alteraciones como las descritas anteriormente, acude a tu médico, él dará el correcto diagnóstico y tratamiento.

¿Quieres mejorar tu audición?

¡Te asesoramos!

Prueba audífonos
gratis ahora

¡Encuentra el audífono que mejor se adapta a tus necesidades!

Leave Your Comment

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com

Contacto

¡Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible!

Atenderemos tu consulta a la mayor brevedad posible.

Te llamanos

Encuentra tu centro auditivo

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?